jueves, 26 de diciembre de 2013

I don't wanna live a lie

¿Qué preferirías, vivir "Feliz" en una mentira o conocer la Verdad con todas sus consecuencias?

Este ha sido siempre un gran dilema, al menos para mi, Verdad VS Felicidad.

Muchas personas se preguntarán si se puede ser Feliz conociendo la Verdad, pero para mi la pregunta no es esa:
¿Se puede ser Feliz sin conocer la Verdad?

Yo creo que aunque la gente intente engañarse, nadie es feliz cuando vive una mentira.

Porque nuestros cuerpos hablan.
Porque cuando vivimos una mentira, aunque todo parezca perfecto, no nos sentimos bien.
Porque podemos aparentar mucho, pero lo que somos, es mucho más importante aun.
Porque cuando una parte de ti (llámala intuición) sabe que hay un engaño, el sistema se hunde y por mucho que lo intentes evitar, reprimir este pensamiento, ya no estás tranquilo.




No siempre podemos saber la verdad, pero podemos ser felices cada vez que elijamos buscarla en vez de callarnos.
Leer más...

jueves, 5 de diciembre de 2013

Un poema

Vivir sin esperanza es un sinvivir
Y yo huyo, pero me alcanza
y es que esta fría lanza
es el precio por vivir.
Danza en círculos y avanza
poco a poco a su destino
Justa, como una balanza
un día irrumpe en el camino
y de modo repentino
ella encima se abalanza.
Leer más...

sábado, 30 de noviembre de 2013

Crecer

Llega un día en el que te despiertas y ya nada es como antes.
Llega un día en el que te das cuenta del porqué de todos tus errores del pasado.
Llega un día en el que ya no quieres seguir dando palos de ciego.
Ese día entiendes que necesitas ayuda.

Y sales, sales en busca de una verdad que te cambie la vida.

Yo ya he encontrado mi verdad. ¿Y tú?


Leer más...

domingo, 17 de noviembre de 2013

El chico con un Algo


Esta historia la escribí cuando cumplí 19 años, espero que la disfrutéis mucho.



Él no necesitaba ser el más guapo para llevárselas a todas de calle.


Era normal, dos ojos, una nariz y una boca.
Más alto de lo que parecía a primera vista.
Más bien guapo.
Le gustaba el café a mediodía pero no antes.
Inteligente, ingenioso, pero no un genio.
Sencillamente normal.

Pero tenía Algo.
Un Algo mágico que hacía que las miradas de ellas se posaran en él.

Solía quedar con chicas guapas, listas y divertidas.
Se divertían, hablaban, empezaban a conocerse... y si a él le atraían, usaba su Algo.
A veces volvían a quedar, otras simplemente, seguían siendo amigos.

Algunos podrían equivocarse y creer que el quería una sola noche con ellas. No era así.

Pero tampoco era capaz de elegir una.
Veía miles de defectos a cada una, o más bien uno solo que valía por mil.

Vanesa era una niña de papi y no era capaz de romper una norma.
Alicia tenía una risa irritante y era difícil soportarlo.
Elena se llevaba demasiado bien con su ex, y sospechaba que estaba colgada de él aun.
Nadia no paraba de hablar de si misma y de sus problemas.
Fanny se arreglaba tanto que parecía un árbol de navidad.

Y así una innumerable lista de chicas defectuosas.

Algunas se olvidaban, otras no dejaban de darle vueltas a qué podía ser lo que había fallado.
Pero el problema no estaba en ellas realmente. Estaba en él.

Tenía miedo. Él temía escoger a una y darse cuenta de que no era la indicada.

Entonces llegó Sandra.
Preciosa, pelirroja de ojos grandes y verdes.
Justamente la altura perfecta.
Lista, graciosa, trabajadora, fiel...
Nunca le olía el aliento y andaba con tacones como si hubiese nacido con ellos.
No necesitaba apenas maquillaje y no era apenas celosa.

Era todo lo que la mayoría de los chicos podrían desear.
Él decidió que ella era la chica ideal.
Usó su algo y empezaron a salir.

Los meses pasaban y la gente envidiaba la bonita pareja que formaban.
Pero ellos... no sentían nada.
Sus besos eran de cartón y los elogios estaban vacíos.
Mientras Sandra le miraba estaba pensando en el siguiente examen de física que tenía.
Cuando él la miraba en cambio, solo veía una chica de tantas, nada que le molestase... pero tampoco había chispa.

No había nada.

Las horas no se les hacían largas cuando no se veían, y acabaron por cortar para ser amigos.

Pasó el tiempo.
Él se encontraró con una de tantas que al final se habían quedado en nada.
Miriam se llamaba.

La descartó en su momento porque pasaron juntos al lado de una vitrina y la imágen de la pareja que había reflejada, no le gustó.
Medían lo mismo y sus ropas no conjuntaban.

Una soberana tontería, ¿verdad?

Ella le saludó con un abrazo, hacía al menos un año que no se veían.
Fueron a tomar un café, poco antes de las 9 de la mañana.

Él pidió un cortado y ella un café con leche condensada.
En medio de las risas Miriam derramó la mitad de su taza encima de la camisa que él llevaba de la tintorería.
Entonces se echaron a reír aun más fuerte, con ganas.
El camarero les echó la bronca y ellos resistieron la risa hasta que salieron del bar.
Cuando perdieron al camarero de vista, se dirigieron una mirada.
Una sola mirada cómplice que les hizo estallar en risas de nuevo.
Ella se acercó a limpiar la mancha que había dejado el café.

De algún modo, acabaron en casa de Miriam, abrazandose, rogando en silencio no tener que separarse.

El resto de la historia es difícil de contar, pero no hay duda de que esas horas con Miriam, por mucho que fuese algo alta y patosa para él, fueron más especiales que toda su relación entera con Sandra.

Solo una historia más entre tantas.
Pero creo que tú, que lo has leído, también sabes de lo que hablo.

(Esta es una historia mia, para quien quiera leerla, acepto críticas, consejos y simplemente un "vaya, pues me ha gustado")


Leer más...

jueves, 17 de octubre de 2013

La búsqueda

Qué difícil es pensar en libertad cuando parece que el mundo ya está construido.
Da la sensación de que no tenemos ni voz, ni voto.

Firmamos montones de papeles que no entendemos.
Callamos verdades.
Rondamos por la vida tan rodeados de gente y a la vez tan solos.
Perdemos poco a poco nuestra esencia.

Parece como si fuésemos un número, una estadística.
Nadie parece entendernos realmente.

Pero hay algo que parecemos tener todos en común.
Hay una cosa que todos los seres humanos buscamos.

La felicidad.

¿Pero qué es la felicidad?
¿Por qué la buscamos?

No hay palabras reales que describan la felicidad.
Porque la felicidad es única para cada persona.

Tampoco es fácil conocer la cantidad de felicidad que tiene alguien o que la causa realmente.
Solo sabemos que la deseamos.



Quizás la felicidad sea el destino de las personas.
Quizás sea lo único que necesitemos.
Encontrar la verdadera manera de ser felices.
Leer más...

domingo, 16 de junio de 2013

Debilidades

Deseos ocultos.
Placeres prohibidos.
Sueños insoñables.

Esas cosas que tenemos a dentro y que nos queman poco a poco.
Ocultas, en su rincón, esperando a que estés vulnerable para atacarte.

Son pequeños botones que si presionas en el momento adecuado se convierten en tu perdición.

Te sientes culpable por desear algo, por ser de una manera.
Intentas ocultarlo, pero siempre acaba saliendo a la luz.

Amantes de lo imposible, del odio y del morbo.
Del amor y del desengaño.
Amantes de los problemas y de ser incorrectos.
De lo sucio y de lo mundano.
De los vicios, de la melancolía, de lo errante y sobretodo amantes de lo imperfecto.

Porque dentro de cada uno de nosotros hay un pequeño monstruito al que decimos odiar.
Un monstruito al que alimentamos en secreto y que crece dentro de su jaula hasta que un día la rompe.

Porque lo que somos, es mucho más grande que lo que queremos ser o aparentar.
Porque ese monstuito es nuestra mayor debilidad


Y sucumbió a la tentación
de morder la manzana.
Leer más...

sábado, 8 de junio de 2013

Volviste

Pásate un día de estos
búscame en nuestro lugar
Dime si me echas de menos
cuéntame que tal te va.

No lo pienses más
no mires atrás
Gírate estoy enfrente

Hola, ¿cuánto ha pasado ya?
Dime si aún estas triste (triste)
¿Sabes? Hoy vuelvo a respirar
después de todo volviste

Y cogidos de la mano
paseando junto al mar
Los recuerdos de un verano
que jamás terminará.

Al verte reír
me acerco hacia ti
Estamos frente a frente.

Hola, ¿cuánto ha pasado ya?
Dime si aún estas triste (triste)
¿Sabes? Hoy vuelvo a respirar
después de todo volviste

Volviste... volviste...

Hola, ¿cuánto ha pasado ya?
Dime si aún estas triste (triste)
¿Sabes? Hoy vuelvo a respirar
después de todo volviste


¿Quieres quedarte aquí sin más?
Lo demás ya no existe (no existe)
Nunca he sentido nada igual
después de todo volviste
después de todo volviste, volviste

...Ya nos hemos reencontrado,
no me sueltes nunca más.


Una canción que compuse hace un par de años con mi mejor amiga ^^
Espero que os guste (va con esta melodía)



Leer más...

miércoles, 22 de mayo de 2013

Conexión

Me escucha.
No quiere hablar conmigo.
¿Habla en serio o no?
Miente...

Siempre he querido saber lo que realmente piensa la gente.
Aprender a leer entre líneas. Reconocer las mentiras.

Siempre quise saber cuando un "Estoy bien" significa "Ayúdame".
Siempre quise saber que es lo que realmente siente la gente.

Porque creo que lo que aparentamos dista mucho de lo que realmente somos.

Conocer a alguien lleva mucho tiempo.
Aprender lo que significa cada tono de voz.
Saber lo que haría en una situación

Es difícil, pero cuando conectas con alguien de ese modo es... mágico.


Descubre un mundo dentro de alguien.
Leer más...

lunes, 13 de mayo de 2013

Latente

Ahora cállate
no tientes a la suerte,
lo que una vez fue
aun está latente.

Levanta la visa
y mira al frente
enfréntate al miedo
al miedo a lo que sientes.

No sabes explicarlo
no sabes, y me mientes
pero en realidad
para ti soy diferente.

Abre los ojos
clávame los dientes.
Secuéstrame muy lejos
donde nadie nos encuentre.

Si estás muy asustado
y no sabes lo que quieres
te lo pongo aún más fácil
o me dejas o me tienes.

Un poemilla sobre la marcha para no dejar abandonado mi amado blog.


Leer más...

lunes, 29 de abril de 2013

10 defectos sobre mi

1. Soy algo bastante egocéntrica.
2. Vaga. MUY VAGA.
3. Me encapricho muy rápido con cosas y con personas.
4. Cotilla, cotilla y aún más cotilla.
5. Críticona. Le saco el defecto a todo.
6. Confabuladora de planes maléficos (e imposibles, por supuesto)
7. Soy una cabecita loca, tengo la cabeza llena de pájaros.
8. Soy hermética con mis sentimientos.
9. Competitiva.
10. Muy independiente, lo que a primera vista hace que la gente piense que soy borde, creída o desconfiada.


¿Te cuento un secreto?
Leer más...

sábado, 20 de abril de 2013

El Impulso

Miles de posibilidades.
Pero parece que las cosas nunca cambian.
Y es que somos predecibles. Controlados.

Normalmente, no seguimos el impulso.

Día a día, deseamos hacer cosas, pero no las hacemos.
Deseas hacer pellas con tus amigos.
Pegar al vecino porque ha dejado que su perro se mee en tu portal.
Besar a esa persona que tanto te gusta, pero que no te corresponde.
Desaparecer, fugarte a una isla y no echar la vista atrás.

Pero no lo haces. ¿Por qué?
Porque si lo hicieses, podrías perder cosas que te importan más que un simple deseo.
Podrías perder el curso y hacérselo perder a tus amigos.
Tu vecino podría ponerte una denuncia.
Tendrías todas las papeletas de perder a esa persona y de buscarte un problema.
Perderías parte de tu vida y el día que mirases para atrás te sentirías solo.

Pero... Hacer lo correcto siempre, ¿te puede hacer feliz?
¿Van a cambiar las cosas si siempre haces lo que debes?

NO

Y es que la vida no es ni una cosa, ni la otra.

Hay que encontrar los impulsos que merezca la pena seguir.
¿Y cuáles son esos impulsos?

Los que solamente te dan miedo.
Los que no puedan acabar con tu felicidad.
Los que el instinto te aconseje seguir.
Los que tu corazón no pueda dejar escapar.



¿Y si te hartas de desearlo y lo haces?


Leer más...

miércoles, 17 de abril de 2013

¿Eres Importante?

Esta es mi lista de cosas que hace o deja de hacer alguien a quien le importas.
Digamos que para saber cuanto le importas a alguien.

  1.  Cuando le dices de quedar un día, intenta sacarte una fecha.
  2. Comienza conversaciones contigo.
  3. Se preocupa cuando detecta que puedes estar mal.
  4. Te escucha y te da consejos.
  5. Te cuenta sus problemas.
  6. Se acuerda de tu cumpleaños.
  7. No te deja plantado a menos que tenga un buen motivo.
  8. Recuerda cosas que le contaste. 
  9. Tiene curiosidad sobre ti.
  10. Si sabe que algo es importante para ti, intenta estar ahí.
  11. Te pide perdón cuando sabe que algo te ha sentado mal, aunque no sea para tanto.
  12. Le habla a otras personas de ti.
  13. Se esfuerza por entenderte.
  14. Te dice la verdad, aunque duela, cuando es necesario.
  15. Si le hablas, se intenta sacar tema de conversación.
  16. Visita tu Tuenti/Facebook/Twitter alguna vez
  17. Sabe decir al menos 3 virtudes y 3 defectos tuyos.
  18. No te hace ir a verle tú siempre.
  19. Es capaz de gastarse dinero en ti.
  20. Si tienes un problema y le pides ayuda, no pasa de ti.
  21. Recuerda varios momentos a tu lado.
  22. Te ha invitado alguna vez a su casa.
  23. No se avergüenza de que le vean a tu lado.
  24. Te acepta con tus fallos.
  25. Te ayuda a cambiar.
  26. Tiene algún modo de comunicarse contigo.
  27. Si se cambia de teléfono, te pide enseguida el tuyo.
  28. Cuando te pregunta "¿qué tal?" espera oír la verdad.
  29. No es atento contigo hasta que le des lo que quiere, lo es siempre.
  30. Aunque os distanciéis, intenta mantener la comunicación.
  31. Se da cuenta de cuando no estás.
  32. Es capaz de echarte de menos.
  33. Sabe agradecerte lo que haces por él.
  34. Si piensa que tienes un problema con él, viene a hablarlo contigo.
  35. Si sabe que algo te molesta mucho, evita hacerlo en la medida de lo posible.
  36. Ve más allá de lo que aparentas.
  37. Tiene cuidado con guardar tus secretos.
  38. No inventa cosas malas sobre ti.
  39. Si es necesario, te defiende.
  40.  No desaparece de un día a otro sin avisar.

No se me ocurren más, pero si a vosotros sí, ponedme un comentario y lo añado (si estoy de acuerdo y no está dicho)


Y quiso ser importante
aunque a nadie le importase.
Leer más...

jueves, 11 de abril de 2013

Olvido y Amor

Hace tiempo, tuve mi primer amor y por consecuencia, mi primera decepción amorosa.
Y en medio de un mar de lágrimas me preguntaba si algún día se deja de amar.

Y es que superar lo que sientes por a alguien cuesta.
Al principio, a veces, ni siquiera quieres intentarlo.
El amor es como un hechizo que nos impide ver con objetividad a la otra persona.

Porque en vez de ver lo que es y como se porta con nosotros, vemos lo que nos hace sentir.
Y eso es algo difícil de olvidar. Pero no imposible.
Lleva tiempo. Y a veces también es necesario encontrar otra persona que nos provoque ese sentimiento.

Entonces la gente se preguntará:
¿Para que nos enamoramos de personas que no merecen la pena?
Yo estoy convencida de que es para aprender la lección.
Para aprender a ver lo que hay detrás del hechizo y así poder encontrar una persona que sienta lo mismo que tú y que te merezca.



Pues nadie nos enseña a amar.
Nadie nos enseña a olvidar.
Y solo con experiencias, se puede llegar a aprender este arte que es el amor.
Leer más...

martes, 2 de abril de 2013

Encuéntrate

Estamos perdidos.
Estamos entre lo que queremos ser y lo que somos.
Y todos nos dicen como debemos ser. 
Y cada uno nos dice algo distinto.

Todo es confuso.
Se supone que deberíamos saber ya lo que queremos.
Ya somos muy mayorcitos, ¿no?

Pero las cosas no son así.
No llegan los 18 y de repente lo sabes todo.
Por mucho que se diga lo contrario, no hay edad para eso.

Porque decidir como quieres ser, es algo que se decide durante toda la vida.

Vamos cambiando y nos descubrimos a nosotros mismos. 
Vamos aislando el ruido exterior para escuchar nuestra propia voz.
Y así encontrarnos.

No te rindas
Nunca te traiciones.
Porque dentro de ti hay alguien especial luchando por salir.
Solo debes darte la oportunidad.
Solo debes encontrarte.


Leer más...

martes, 26 de marzo de 2013

Extraños destinados a no serlo

No quiero que solo seamos extraños.
No quiero mirarte y no verte...
No quiero ser una desconocida para ti.
Perder sin haber tenido.
Olvidar lo que nunca supe.
Quedarme con este vacío en el pecho.
Porque será como si nos reencontrásemos, aún sin conocernos.
Y lo entenderemos todo.


Estamos destinados a encontrarnos desde el primer latido de nuestros corazones.
No conocernos sería un error.
Solo date la vuelta.
Estoy aquí.

Leer más...

viernes, 15 de marzo de 2013

Más allá de la apariencia

Es innegable.
Cuando conocemos a una persona, automáticamente se forma una imagen de ella en nuestras cabezas.

Esa imagen depende de su físico, su ropa, su postura, su voz y muchas cosas superficiales.
Y suele ser una imagen bastante acertada.

Una imagen confiable, al menos para entablar un primer contacto.
Por ejemplo, si quieres hablar con un cani de manual, probablemente le interese más hablar de fútbol y de coches que hablar del museo del Prado.

Pero el problema se planta o cuando no sabes formar una primera impresión o, mucho peor, cuando tu primera impresión es absolutamente imposible de cambiar.

Porque la abuelita que está sentada al lado tuyo en el metro, puede ser una amante del rap.
Porque tu vecino potentorro puede ser un asesino en serie.
Porque esas pijas insoportables pueden ser tías de puta madre que nunca hicieron daño a una mosca.

Tener una primera impresión es mejor que no tener ninguna.
Pero mantener una opinión equivocada frente a la evidencia es peor que no tener opinión.



¿Igualdades o diferencias?
Leer más...

martes, 5 de marzo de 2013

Besos

Es delicadeza.
Es pasión.
Es juego.
Es el arte de besar.

Cuando somos pequeñitos, tenemos miedo de no saber besar.
Pero besar no es algo que se sepa o se deje de saber.

Es algo innato.
Algo entre dos personas.
Distinto para cada uno.

Y es que no existen malos besadores, existen labios incompatibles.

A algunos les gusta muy lento y suave.
Otros no conocen la delicadeza.

Hay tantos modos de besar como personas en el mundo.



Y tú, ¿has tenido besos inolvidables?
Leer más...

martes, 26 de febrero de 2013

Tiempo

El reloj hacía Tic y luego hacía Tac.
Y después de lo que pareciera ser un año, llegaron las 12.
Llevaba esperando esto mucho Tiempo.

El reloj hacía Tic y luego hacía Tac.
Pero en el bullicio era imposible oírlo sonar.
Y de repente, no quedaba Tiempo, ya eran las 12.

Y entonces me pregunté, ¿qué es el Tiempo?
De lo único de lo que estoy segura sobre el Tiempo es de que es un número marcado con una manecilla.

Dicen que es Pasado, Presente y Futuro.
¿Pero podemos ver los tres?

En realidad no.

El Pasado se nos presenta en forma de recuerdos, que solo son un modo de ver que las cosas ya no son como eran.

El Futuro se nos presenta cuando ya ha dejado de ser Futuro.

El Presente en cambio, solo se nos presenta.

Entonces, ¿el Tiempo existe?
Solo piensa una cosa... el Pasado, el Presente y el Futuro están relacionados entre sí.
Incluso hay quienes dicen que el Futuro está absolutamente determinado por el Pasado.

¿Pero entonces no son los tres la misma cosa?
Si el Pasado no se puede cambiar y el Futuro se convierte en Pasado...

Cito a Xhelazz:

Cerrando los ojos se apaga el universo,             pequeño telón para escenario tan imenso.

¿Y si el Tiempo fuese el telón de la Realidad?

Y de todo esto solo puedo sacar algunas conclusiones:

No sé que es el tiempo.
No sé como funciona un reloj.
Y que la vida es un instante.
Este instante.



Leer más...

domingo, 17 de febrero de 2013

Valiente estupidez

Es imposible y lo sabes.
Solo un sueño.
Una posibilidad entre mil millones.
Vamos, casi más fácil ganar la lotería.

Pero lo intentas.
Vas a por ello.
Todos lo hacemos.
Todos escogemos imposibles y los seguimos hasta el fin de lo imposible.
Porque por suerte o por desgracia, la esperanza es lo último que se pierde.

Y ese tipo de sueños no se van por mucho que se lo supliques.
Se quedan y te repiquetean en la cabeza, te impiden caer en el olvido.
Sólo puedes agotarte intentándolo.
Encontrar un nuevo sueño que esté al alcance de nuestras manos.
O lograrlo.



Valiente estupidez esto de intentar cosas imposibles, ¿no?
Leer más...

lunes, 11 de febrero de 2013

La Alegría, la Tristeza y la Ira

Hace tiempo, en clase de teatro, la profesora nos contó una leyenda, la leyenda de las tres musas:

La Alegría

La Tristeza

La Ira

No recuerdo como era la leyenda, pero lo que sí que recuerdo es que trataba sobre esos tres estados básicos de ánimo.
Y es que desde pequeños, todos aprendemos a hacer las cosas desde esas tres emociones.
¿Qué hacen los niños pequeños cuando quieren un juguete?

Algunos se portan muy bien y son cariñosos.
Otros hacen pucheros y lloriquean que "todos los niños lo tienen menos yo".
O se pillan una pataleta y gritan "¡cómpramelo, cómpramelo!" hasta que se lo compren.

Pero esto no se queda en la niñez, a medida que se crece, se perfeccionan estas estrategias y se vuelven más sutiles. 

Y hay algunas personas que adoptan un estado de ánimo y casi siempre están igual.

Entonces, algunas personas piensan que está bien ser así, pero no se puede ser feliz sin un equilibrio.

¿Por qué? Explico

Siempre estás alegre. Todo te parece bien. 
¿Te joden? Pones la otra mejilla.
Haces todo lo que te ordenen y nunca estás en contra. 
¿Crees que no tienen razón? Te callas.
Pareces un perrito faldero.
Entonces serás inevitablemente pisado por todos y te callarás aunque tengas algo que decir.

Siempre estás triste. Todo lo malo te pasa a ti.
¿Te joden? Te vas a llorar solo porque nadie te quiere.
Solo ves lo malo, y cada vez que te pasa algo, lo añades a la lista de tus desgracias.
Nunca superas el dolor y esperas que todo el mundo escuche siempre tus tragedias.
¿Te pasa algo bueno? Sigues pensando en las cosas malas.
Siempre eres la víctima.
Si ni lo intentas, ¿cómo crees que vas a ser feliz? 

Siempre estás cabreado. El mundo está en tu contra.
¿Te joden? Pues tu el doble.
No puedes confiar en nadie.
¿Pedir perdón? Imposible, tú nunca cometes errores.
Antes de enterarte bien de que va la situación, tú ya has sacado tus conclusiones.
No escuchas.
Las personas deberían hacerlo a tu manera todo.
Vas a estar muy solo si no aprendes a pensar antes de entrar en cólera.

¿Se puede ser feliz así?

Y es que cada situación, es distinta y hay que valorarla.
O sino nace la Hipocresía.

Es insano callar y sonreír ante todo.
Es absurdo pensar que tu vida es una mierda.
Es estúpido tener tu orgullo antes que tu felicidad.

Así que si tienes una razón para sonreír, hazlo.
Si necesitas llorar, hazlo.
Y si tienes que defender tu dignidad, que no orgullo, hazlo.

Pero observa bien como reaccionas.
Quizás estés haciendo algo mal y no te des cuenta.

Espero haber ayudado a alguien, y os digo que esta es de mis entradas favoritas, porque está llena de verdades.
Leer más...

domingo, 10 de febrero de 2013

Música

Sólo música.
Da igual el estilo. Reggaeton o heavy metal.
¿Qué más da?
Sólo música que me haga sentir.
Canciones que me obliguen a levantarme y bailar.
Otras que me hagan gritar o me permitan dormir.
Electrónica o jazz.
No necesito el nombre del grupo.
A veces ni siquiera la letra.
Puede que descubra que después de cincuenta veces, me enamoré de esta canción.
Puede que hoy me guste y mañana la aborrezca.
Pero vivimos hoy.
Y hoy solo quiero eso. Música.

Leer más...

lunes, 4 de febrero de 2013

Aún no hemos huido.

Escapar. Huir.
Siempre he soñado con eso.

Porque creo que el tiempo nos persigue.
Y a mi me gusta hacer las cosas con calma.

Estrés. Humo. Prisas. Coches. Agobio.
¿Acaso no hay solo una vida?
¿Qué diablos hace la gente entregándose a la rutina?
Huye.
Huye.

No quiero esperar a mañana.
Puede no haber un mañana.
No quiero placeres falsos. Solo quiero felicidad.

¿Tan malo es poner por delante la felicidad?


Leer más...

viernes, 1 de febrero de 2013

Destino, ¿estás ahí?

Algunos días, la vida parece una broma.
Como tu primer fin de semana libre en semanas y te enteras de que han cancelado la fiesta.
O ese día que después de haber estudiado un montón, te dicen que has suspendido el examen.

Y es que Destino, Dios o Casualidad, tienen muy mala uva y a veces parece que ponen a prueba nuestra paciencia.

Porque a veces, la vida es injusta e irónica.
Porque a veces el mundo te envía señales y cuando las sigues... acabas en el vertedero.
Las películas nos hacen imaginar la situación perfecta, pero nunca sale así de bien.
Porque estar en el lugar y en el momento adecuado no es tan fácil.

Y la única lección que puedes sacar de todo esto es que tienes que tragar.
Y aunque pienses que solo a ti te pasa esto, no es cierto.

Todos nos hemos sentido engañados alguna vez por el destino.

El Karma no existe.
¿Justicia divina?
Lo dudo.

Y solo queda confiar en que mañana saldrá el Sol de nuevo.
Que los días malos, solo duran 24 horas.

Y es que dicen que lo bueno se hace esperar, ¿no?


Leer más...

viernes, 25 de enero de 2013

Si quieres que sea para siempre

Al no Saber, buscamos la felicidad.
Nadie sabe dónde está.
Así que intentamos evitar la infelicidad.
Y a veces nos engañamos para no verla.

Si no te habla, no le interesas.
Si has sido bueno, te pueden pasar cosas malas.
Si te odia, no te envidia, te odia.
Si no tienes amigos, por algo será.

No hay hada madrina en este cuento.
Y debes tener cuidado y ser objetivo.
Porque no sentir nada, es lo peor, pero lo segundo peor es dejar que te controlen tus sentimientos.



Y sí, la felicidad está a la vuelta de la esquina, pero no te engañes, la tienes que conseguir por tu propio pie si quieres que sea para siempre.
Leer más...

jueves, 10 de enero de 2013

Oasis

Hay un rincón en mi.

Un rincón al que me escapo cuando estoy frustrada y la realidad me da asco.

Ese rincón es una pequeña isla desierta de aguas cristalinas con un bosquecillo.
Dentro de este bosque, hay una cabaña de madera, con todas las cosas que pueda necesitar.

En esa isla nadie me puede molestar.
Puedo llevarme a quien quiera y si yo quiero que se vaya, se va.

Muchas personas tienen este rincón adentro.
Quizás el escenario es distinto, pero la esencia es la misma.
Un oasis para nuestros desiertos emocionales.


Me pregunto si alguien me habrá llevado a su isla alguna vez...
Leer más...

lunes, 7 de enero de 2013

Soñar

Vivimos como en un sueño.
Aunque no sabemos que estamos soñando.

Estamos igual de confusos.
Y realmente nosotros no tomamos casi ninguna decisión. Porque algo nos lo impide.

No comprendemos las cosas por nosotros mismos.
Y cuando nos explican algo, a menudo, lo tomamos por cierto sin comprobarlo.

Pero en momentos de lucidez, como si fuésemos a despertar, tomamos las riendas de nuestro sueño.
Y decidimos algo. Tomar un camino.

¿Tan distinta es la realidad de un sueño?

Un sueño acaba cuando despiertas.

La realidad, cuando sueñas.


Leer más...

viernes, 4 de enero de 2013

The island

No puedo desnudarte mi alma.

Sé que no lo entiendes, pero espero que lo respetes.
Sabes que no es orgullo.

Tengo la esperanza de poder contártelo algún día.


Leer más...

jueves, 3 de enero de 2013

Utopías

Imagínate un mundo sin mentiras.

En el que nacieses, y cuando empezases a aprender cosas y a hacer preguntas te dijesen la verdad.
Una verdad que, por descontado, no entenderías (al menos al principio)

Habría libertad de preguntar lo que quisieses y sabrías que te responderían la verdad.

¿Cómo funcionaría?

Con unos conocimientos muy elevados de las cosas y una conciencia global sobre la verdad.

Los políticos dirían la verdad sobre sus actos y los criminales estarían en la cárcel.
Esto se sostendría gracias a una especie de Ley del Karma, pero directa.
Si haces cosas malas, te pasarán cosas malas, así que debes hacer cosas buenas.

El único modo de ocultar la verdad sería por omisión.
Y esto sería extremadamente difícil dado que a las personas les gusta demasiado contar sus secretos.

Además, es posible que de tantas verdades escuchadas, no quedasen prejuicios.

Sería mucho más complicado que esto, pero es para que os hagáis una idea.

¿Sería difícil o imposible?

Por mucha conciencia global que haya, las personas no solo tenemos la Razón, sino tenemos sentimientos incontrolables e instintos.

Por ejemplo, un hombre que por sus circunstancias haya nacido feo y algo tonto, a lo largo de su vida sufriría por conocer sus limitaciones. Y quizás se volviese una persona amargada.

Pero todo ser humano tiene en sus instintos el deseo de tener compañía e incluso de encontrar el amor.

¿Sería fácil encontrar amigos o amor para una persona amargada, fea, tonta y que encima tendría que decirle la verdad a sus amigos o pareja y su pareja soportar su verdad?

Quizás lo único que sucede es que es un concepto demasiado amplio para entenderlo, pero en este mundo en el que nadie lo sabe todo y cada persona es distinta y única, a veces, por no saber explicarnos necesitamos mentir.

Pero cuanto más nos acerquemos a las utopías, más cerca estaremos de entenderlas.
Leer más...